Contenido:
LIBROS APOCRIFOS ES ES UN BLOG PARA GAYS VARONES ADULTOS.
*Cuando en este Blog se usan los términos "Chiquillo" o "Niño" son Sólo en forma de jerga o lenguaje coloquial, entendiéndose que se hace referencia a personas Adultas. Todos los modelos aqui mostrados son de 18 años o mayores.
LIBROS APOCRIFOS es un Blog hecho de relatos, y sólo tiene sentido para aquellos que se saben cultores del homo erotismo leído. Los temas incluyen Sexo Intergeneracional, Incesto, Sadismo, Sexo sin proteccion, Fisting, Lluvias y Fetiches Extremos Ilimitados en General.
LIBROS APOCRIFOS no posee ninguna propiedad sobre las imágenes existentes, las cuales fueron tomadas de diversos sitios de libre circulación en Internet.
*Si por alguna razón consideras que alguna de las imágenes no debe figurar aquí, por favor, contáctame y será removida.
*Este sitio contiene material prohibido para Menores de Edad e inconveniente para personas sin amplio criterio que puedan sentirse ofendidas por su contenido. Si te sientes ofendido o incomodo con la presencia de hombres desnudos, por favor RETIRATE.
*Para intercambio de links, envíame un mail.
ACTUALIZACION: CAPITULO 1, 2, 3, 4... MAS ILUSTRACIONES EN PROCESO...
LEER CAPITULO 01
LEER CAPITULO 02
LEER CAPITULO 03
LEER CAPITULO 04

AL 01.JUN.10 - MAS DE 20,300 VISITAS DESDE 91 PAISES!
EL 99.5% DE LOS QUE NOS VISITAN, REGRESAN POR MAS! 56 Seguidores.
COMENTAME TUS FANTASIAS, TUS SUEÑOS, QUE TE GUSTARIA LEER AQUI... !!!

EL CONTROL DEL AUDIO, ---> AL FINAL DE LA PAGINA.

Seguidores

CAPITULO 28

Los años perdidos en la niñez de Jesús.
CAPITULO 28

LEER LOS LIBROS DESDE EL INICIO (PRIMER CAPITULO)

Todos los detalles fueron acordados finalmente en una reunión conjunta, y la consideración del caso despertó por anticipado apetitos tan violentos en ambos hombres, que se dispusieron a celebrar su buena suerte entregándose a la posesión del apuesto Jesús con una pasión nunca alcanzada hasta aquel entonces.
El efebo por su parte, tampoco estaba renuente a prestarse a sus fantasías y como quiera que en aquellos momentos estaba tendido sobre el blando sofá con un endurecido miembro en cada mano, y el suyo propio entre sus ágiles piernas, sus emociones subieron de intensidad, y se mostraba ansioso de entregarse a los vigorosos brazos que sabia estaban a punto de reclamarlo.
Era precisamente el tercer día de ausencia de Jesús en su casa.
José, Jesús y Jonathan pasaron tres días en una orgía privada interminable.
Esa mañana, como ya se había hecho costumbre, Jonathán fue el primero. Tomo a Jesús aun medio dormido, lo volteó boca abajo, haciéndole que exhibiera su rollizo culo lo más posible.
Permaneció unos momentos extasiado en la contemplación de la deliciosa perspectiva, y de los pequeños huevos aplastados debajo de su cuerpo. Su arma, temible y bien aprovisionada de esencia, se enderezó bravamente, amenazando el oscuro túnel del amor que aun chorreaba descargas previas.
José, como en otras ocasiones, se aprestaba a ser testigo del desproporcionado asalto, con el evidente objeto de desempeñar a continuación su papel favorito.
Jonathán contempló con expresión lasciva los blancos y redondeados promontorios que tenía enfrente. Las tendencias clericales de su educación lo invitaban a la comisión del acto venéreo. Pero sabedor de lo que esperaba de él su amigo, se contuvo por el momento.
Las dilaciones son peligrosas -dijo-. Mis testículos están repletos, el precioso Niño debe recibir su contenido, y tu amigo mío, tienes que deleitarte con la abundante lubricación que puedo proporcionarle.
Esta vez, cuando menos Jonathán no había dicho sino la verdad.
Su poderosa arma, en cuya cima aparecía la chata y roja cabeza de amplias proporciones, y que daba la impresión de un hermoso fruto en sazón, se erguía frente a su vientre, y sus inmensos testículos, pesados y redondos, se veían sobrecargados del venenoso licor que se aprestaban a descargar.
Una espesa y opaca gota del chorro que había de seguir asomó a la roma punta de su pene cuando, ardiendo en lujuria el sátiro se aproximaba a su víctima.
Inclinando rápidamente su enorme dardo, Jonathán llevó la gran nuez de su extremidad junto al ajustado anillo de Jesús, comenzó a empujar hacia adentro.
-¡Oh, qué dura! -¡Qué grande es! -Comentó Jesús-. ¡Me hace daño! -¡Entra demasiado aprisa! -¡Oh, pare!
Igual hubiera sido que Jesús implorara a los vientos, una rápida sucesión de sacudidas, unas cuantas pausas entre ellas, más esfuerzos, y Jesús quedó empalado.
-¡Ah! -exclamó el violador, volviéndose con aire triunfal hacia su coadjutor, con los ojos centelleantes y sus lujuriosos labios babeando de gusto-. ¡Ah, esto es verdaderamente sabroso, qué estrecho es y sin embargo, lo tiene todo adentro, estoy en su interior hasta los testículos!
José practicó un detenido examen, Jonathán estaba en lo cierto. Nada de sus órganos genitales, aparte de sus grandes bolas, quedaba a la vista, y éstas estaban apretadas contra las piernas de Jesús.
Mientras tanto Jesús sentía el calor del invasor casi hasta en su estomago.
Podía darse cuenta de cómo el inmenso miembro que tenía adentro se descubría y se volvía a cubrir, y acometía en el acto por un acceso de lujuria profusamente.
Al tiempo que dejaba escapar un grito desmayado.
José estaba encantado. ¡Empuja. empuja! -decía-.Ahora le da gusto. Mételo todo...¡Empuja!
Jonathán no necesitaba mayores Incentivos, y tomando a Jesús por las caderas se enterraba hasta lo más hondo a cada embestida.
El goce llegó pronto; se hizo atrás hasta retirar todo el pene, salvo la punta, para lanzarse luego a fondo y emitir un sordo gruñido, susurrándole obscenas palabras al oído mientras le mordía las orejas, su cargado aliento envolvía al pequeño, sus gruesas mejillas acariciaban ferozmente la dulce cara del niño, mientras arrojaba un verdadero diluvio de caliente fluido en el interior del juvenil cuerpo de Jesús.
El muchacho sintió el cálido y cosquilleante chorro disparado a toda violencia en su interior, y una vez más sintió su propio corazón palpitar apresuradamente, su erección casi hasta reventar su infantil sexo y en sus sienes el continuo bum, bum, de un orgasmo aun seco.
Los grandes chorros que a intervalos inundaban sus órganos vitales, procedentes de las poderosas reservas Jonathán -cuyo singular don al, respecto expuse ya anteriormente le causaban a Jesús la más deliciosas sensaciones, y elevaban su placer al máximo durante las descargas, al mismo tiempo que lo sumían en una profunda tristeza.
Apenas se hubo retirado Jonathán cuando se posesionó de su hijo, José, y comenzó un lento disfrute de sus más secretos encantos.
Un lapso de veinte minutos bien contados transcurrió desde el momento en que el lujurioso padre inicio su goce, hasta que dio completa satisfacción a su lascivia con una copiosa descarga, la que Jesús recibió con estremecimientos de deleite sólo capaces de ser imaginados por una mente enferma. Tres días seguidos habían pasado follando, mamando y bebiendo semen, orina y todo fluido que llegase a sus labios.

4 Responses
  1. Anónimo Says:

    mmmmh....maravilloso!
    Qué gran blog. GRACIAS


  2. PAPI CHULO Says:

    si te digo que me corro una sola vez cuando te leo estaria mintiendo... son muuuuchas las pajas q me hago en tu nombre men... q buen blog... chulo.mx@h


  3. happpy Gay Says:

    Hi friend your blog is very wonderful and helpful. I want to exchange with you. Could you please add my blog on yours. I will add you too after you added mine.
    my blog is http://happygaykh.blogspot.com/
    If you do added me, please write me back. Thank you in advance.


  4. Anónimo Says:

    Que bella historia jamas contada, me excito tremendamente pensando en el Santísimo y Adorado Dios Falo de Jesus, me ofrezco todo a EL y a su Adorado Falo, quiero que me coma todas las veces que quiera, quiero tener todo su Santo y Divino Falo en mi culo, y que sus Santas Guevas sean testigos de mi Adoración por El, quiero sentirlo bien adentro mi Amor Lindo, sintiendo como depositas en mis entrañas tu Semen Santísimo, Jesus Adorado: Adoro Tu Falo, dámelo Amor de mi vida, déjame mamártelo, chupártelo, besártelo, acariciártelo, tomarme tu semen caliente, fresco y mas dulce que la miel, déjame acariciar tu colita Divina y meter mi lengua en tu Precioso Agujero de la Gloria sin fin.

    Soy tuyo para siempre mi buen Jesus y su Adorado Falo.

    Me pajeo en tu Santo Nombre y tomo mi Sémen como si lo tomaras Tu mismo Jesus-Dios-Falo Adorado.


ESCRIBE LO QUE QUIERAS...